Suzuki GSX 125

Si se busca economía, conveniencia y seguridad, la Suzuki GSX 125 es lo primero que viene a la mente.

Con un estilo moderno único, como su nombre lo indica, tiene un motor monocilíndrico de 125 centímetros cúbicos de desplazamiento, enfriado por aire y alimentado por carburador.

Cuando se libera el transporte con un vehículo, la primera opción es una motocicleta, y la GSX 125 ofrece el manejo dinámico necesario para transitar por la ciudad, hacer viajes de corta duración y de bajo costo en el consumo de combustible.

La unión de duración, bajo peso y conveniencia se nota en cada elemento de esta moto de cilindrada baja.  Empezando por los aros de magnesio, los neumáticos tubulares y finalizando, con el freno frontal de disco ventilado.  El resultado es una motocicleta de alta calidad percibida y larga esperanza de vida útil.

Si bien el color oficial de Suzuki es el azul, también se puede adquirir en negro, rojo y naranja.  Esta oferta de gama cromática complementa al manejo divertido e impactante de la Suzuki GSX 125.

Se debe hacer notar que la posición de manejo permite un bajo centro de gravedad y a pesar de tener una imagen similar a las motos racing, la GSX 125 permite grandes trayectos con total comodidad, ya que, existe una adecuada distribución de las fuerzas al frenar, acelerar y cruzar, permitiendo que tanto los brazos como las piernas funcionen como parte del control generado por todo el cuerpo.

Además, el acompañante queda un poco más alto que el conductor, en un arreglo de niveles tipo teatro, permitiendo que quien viaje en la parte posterior tenga una muy buena visión del camino y paisaje. Mientras el conductor puede manejar adecuadamente el peso de su acompañante.

La GSX 125 es una maravilla de la tecnología de Suzuki, aprendida de motos de mayores tamaños y puesta en práctica en esta oferta de cilindrada pequeña.